premioseguro.com.

premioseguro.com.

\ ¿Qué pasa si tengo un accidente y mi franquicia es muy alta?

\ ¿Qué pasa si tengo un accidente y mi franquicia es muy alta?

“Espero no tener nunca un accidente…” ¿Cuántas veces hemos pronunciado esta frase al comprar nuestro seguro de auto? La realidad es que nunca sabemos cuándo podemos ser víctimas de un accidente de tráfico. Los seguros de auto nos brindan la tranquilidad y seguridad que necesitamos en caso de que ocurra algo imprevisto. Pero, ¿qué pasa si tengo un accidente y mi franquicia es muy alta? En este artículo responderemos a esta pregunta y te brindaremos información detallada para que puedas tomar la mejor decisión en caso de encontrarte en esta situación.

¿Qué es la franquicia de un seguro de auto?

Antes de responder a la pregunta principal, es importante que conozcas qué es la franquicia de un seguro de auto. En términos simples, la franquicia es el monto que debes abonar en caso de un siniestro y que no cubre la aseguradora. Es decir, el asegurado se hace responsable de una parte del costo de reparación del vehículo, mientras que la compañía aseguradora cubre el resto.

La franquicia juega un papel importante en el costo de la prima de tu seguro. Cuanto más alta sea la franquicia, menor será el precio del seguro. Por esta razón, algunos conductores optan por elegir una franquicia alta para ahorrarse dinero en la prima de su seguro. Sin embargo, esto puede tener consecuencias en caso de un siniestro.

¿Qué pasa si tengo un accidente y mi franquicia es muy alta?

La respuesta es sencilla: debes hacer frente a una cantidad importante de dinero de tu bolsillo. Si tu franquicia es muy alta, es probable que debas abonar una suma elevada de dinero en caso de un accidente de tráfico. Supongamos que eliges una franquicia de $20,000 pesos y tienes un siniestro que cuesta $90,000 pesos en reparaciones. En este caso, deberás abonar los $20,000 pesos correspondientes a la franquicia y la aseguradora se encargará de cubrir los restantes $70,000 pesos. Esto significa que tendrás que desembolsar dinero de tu bolsillo si quieres que tu vehículo sea reparado adecuadamente.

¿Qué puedo hacer si mi franquicia es muy alta?

Si te encuentras en esta situación, existen varias opciones que puedes tomar en cuenta:

  • Reducir la franquicia: Puedes contactar con tu aseguradora y solicitar reducir la franquicia de tu seguro de auto. De esta manera, estarás protegido ante cualquier siniestro, pero con un costo más elevado en la prima mensual. Es importante que tengas en cuenta que si eliges una franquicia más baja, tu prima mensual subirá de precio. Por esta razón, es recomendable que realices varios presupuestos para comparar precios antes de tomar una decisión.
  • Abaratar la prima: Si no puedes permitirte pagar más por una reducción de la franquicia, otra opción es reducir el precio de tu prima. Puedes hacerlo negociando una menor cobertura en tu seguro. Esta opción es menos recomendable, ya que si tienes un accidente, estarás expuesto a tener que cubrir una parte mayor de los costos de reparación.
  • Fondo de emergencia: Si no puedes permitirte una reducción en la franquicia de tu seguro o reducir el costo de la prima, siempre es recomendable tener un fondo de emergencia para cualquier eventualidad. Este fondo debe estar destinado a solventar cualquier gasto imprevisto como un siniestro o una reparación costosa de tu vehículo. Tener un fondo de emergencia puede evitar que tengas que soportar costos elevados de reparación.

¿Cómo puedo evitar tener que pagar una franquicia muy alta?

La mejor manera de evitar tener que pagar una franquicia muy alta es tomar todas las medidas necesarias para prevenir un accidente de tráfico. A continuación, te brindamos algunos consejos para conducir de forma segura:

  • Mantén una distancia segura: Es importante mantener una distancia adecuada con el vehículo que se encuentra adelante. De esta manera, tendrás más tiempo para reaccionar ante cualquier imprevisto en el tráfico.
  • Conduce a una velocidad adecuada: Respeta los límites de velocidad y conduce a una velocidad adecuada según las condiciones de la carretera. Si hay una gran cantidad de tráfico, no te apresures y conduce con precaución.
  • Evita distracciones: No utilices el celular mientras conduces, evita ajustar la radio o comer mientras estés al volante. Cualquier distracción puede afectar tu habilidad para reaccionar ante cualquier imprevisto en la carretera.
  • Mantén tu vehículo en buen estado: Realiza mantenimiento periódico a tu vehículo para asegurarte de que se encuentra en óptimas condiciones para su uso. Revisa siempre la presión de los neumáticos, el nivel de aceite y la temperatura del motor.
  • Aprende de los errores de otros: Observa a otros conductores y aprende de sus errores. Si ves a un conductor que ha cometido alguna negligencia, evita hacer lo mismo y aprende de su error.
  • Educación vial: Aprende sobre educación vial y las normas de tráfico. Si tienes dudas al respecto, puedes tomar algún curso especializado en conducción segura.

En resumen, si tienes un accidente y tu franquicia es muy alta, deberás pagar una suma importante de dinero de tu bolsillo. Para evitar esta situación, es importante tomar todas las medidas necesarias para evitar un accidente de tráfico. Además, si tu franquicia es muy alta, debes evaluar la opción de reducir la franquicia o abaratar la prima del seguro. Si no es posible, siempre es recomendable tener un fondo de emergencia para cualquier eventualidad.

Recuerda que conducir de forma segura es la mejor manera de evitar cualquier situación desagradable en la carretera.